Downtown East Side, un suburbio de Vancouver, es un microcosmos de problemáticas sociales: pobreza extrema, indigencia, drogadicción, prostitución y un índice de infectados de VIH/SIDA cercano al 35%. Es el resultado de un sinfín de problemas, especialmente el proceso de gentrificación provocado por la proximidad del casco antiguo de Vancouver y por la inminente llegada de los Juegos Olímpicos en 2010. Una simple mirada a este desesperado y enfermo pedazo de sociedad es suficiente para darse cuenta de que algo está funcionando terriblemente mal.