ActiveVision realizó un curso de fotografía destinado a grupos de jóvenes que llegaron a Israel como refugiados desde la región de Darfur y el sur de Sudán. El objetivo era darles una serie de herramientas y habilidades que les sirvieran para contar sus propias historias y exponer sus angustias. Ese es el comienzo de su viaje, al que se enfrentarán como individuos y como grupo, con el pasado del que escapan y con un incierto futuro.